Por primera vez en la Nascar Cup, el piloto mexicano Daniel Suárez tendrá como jefe de equipo a su compatriota José Blasco, un hecho histórico que se registra en la principal serie de los Estados Unidos.

«Se siente cierta emoción porque nos conocemos, desde hace tiempo hemos querido trabajar juntos y no se nos había dado», dijo Blasco al portal de noticias lat.motorsport.com.

«Es diferente esta carrera porque me toca a mí esa parte pero la emoción ha estado desde el día uno».

Blasco tendrá la oportunidad de dirigir los destinos de Suárez en la sexta fecha del serial a correrse este domingo en el Atlanta Motor Speedway luego que Travis Mack, el jefe de equipo de Suárez en Trackhouse Racing, fue suspendido y penalizado por NASCAR el domingo pasado en Phoenix por una infracción con una tuerca.

Blasco ocupará el puesto de Mack para sentarse en el muro de pits y tomar las decisiones sobre la carrera de Suárez.

Consultado por cómo se ha preparado para este papel que le toca enfrentar, el ingeniero mexicano comentó: «La preparación ha sido la misma. En el equipo seguimos haciendo cada quien su trabajo de la misma manera. Todo se planea igual, yo reviso la misma información, hago el mismo trabajo, Travis Mack hace su mismo trabajo. La única diferencia va a ser que ahora él no estará en el pit box, no le dan permiso de ir, y vamos a cambiar de papel en ese momento».

Blasco se ha desempeñado como ingeniero en NASCAR desde 2016, habiendo pasado previamente por los equipos Richard Childress Racing y Joe Gibbs Racing.

También trabajó varios años en NASCAR México siendo jefe de equipo de pilotos como Rubén Rovelo, Germán Quiroga, Salvador Durán, José Luis Ramírez y Rogelio López.

El volante mexicano ha clasificado dos veces en el top 10 (2018 y 2019) y tiene una décima posición (2019) como su mejor resultado.- (Con información de lat.motorsport.com).