A pesar de los problemas económicos originados por la pandemia del Sars-Cov-2, el equipo Zanella-Goeters que participará en la Nascar Peak México Series (NPMS), centrará los recursos a favor de la ingeniería de los autos para ser competitivos y buscar los primeros lugares desde la primera fecha, que se correrá en el óvalo de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.
«El 2021 seguirá siendo complicado, por ello hemos unidos fuerzas en aras de fortalecernos como equipo, optimizando recursos y favorecer la ingeniería de los tres autos, buscando con ello ser más competitivos», dijo Santos Zanella Sr., director del equipo, que esta temporada correrá con tres autos en una alianza con el piloto internacional Jorge Goeters para formar el Zanella-Goeters.
«Este frente o unión va fortalecido y con bases firmes. Iremos poco a poco, haciendo algunos ajustes pero siempre con la mira de ir hacia arriba, ser un equipo aguerrido y protagonista. No vamos por competir, vamos a pelear los primeros lugares y en Chiapas lo demostraremos», manifestó Goeters.
Por su parte Santos Zanella Jr. agregó que será la primera ocasión que corra en el óvalo de Tuxtla Gutiérrez y que correrá con un auto prácticamente nuevo.
«Vamos a arrancar prácticamente con auto nuevo, con renovado motor, nueva carrocería y tendremos la asesoría en la preparación de los autos de Jordi Vidal adiestrando a nuestro ingeniero Beto Cruz».
El arranque de la NPMS será el próximo 22 y 23 de mayo en el óvalo de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.
Foto Héctor Patiño Moctezuma: De izquierda a derecha, Santos Zanella Sr., Santos Zanella Jr. y Jorge Goeters